viernes, 27 de febrero de 2009

Mi última anecdota en camioneta

Me subo y me siento en el primer asiento, todo normal pasan varias cuadras y de repente un niño que estaba sentado con su mama al otro lado de donde estoy sentada se sienta a la par del chofer, apenas debe tener como 4 años y con sus pequeñas manos trata de agarrarse a cualquier cosa, al parecer el chofer es su papá, lo primero que pienso es que es un gran imprudente, el chofer le dice al niño "agarrate bien" y la mamá también le dice lo mismo mientras a su par hay otro niño un poco más grande, mmm un paseo familiar, a todo esto la marcha de la camioneta es más lenta, supongo que es porque el niño viene sentado en un lugar nada apropiado, el chofer le dice a su ayudante "y vos cuantos chavitos tenes", el ayudante le dice "tengo 2, el primero tiene 4 y el segundo 2", "hecho verga por ellos", creo que el ayudante debe tener como 23 años. Luego el chofer le da a su mujer, esposa, compañera, etc. que le cuente el dinero que le entrega en sus manos, la señora se pone a contar billete por billete, no quise ver pero era bastante dinero se lo devuelve y el lo guarda en su pantalon. Al final llego a mi destino y me bajo de la camioneta.
A todo esto pienso, una camioneta no es un lugar para llevar a tu familia y menos cuando es tu lugar de trabajo, cuando según las encuestas el ser chofer de camioneta es el trabajo más peligroso en Guatemala, en cualquier cambio de semaforo pasa una moto con un par de mareros con la intención de cobrar el "impuesto" y si no hay paga matan al chofer y al ayudante, la otra es que al parecer la mujer iba con él probablemente para "marcar territorio", para que no ande buscando otra mujer no importando poner en peligro a sus propios hijos.

Eso paso en menos de 15 minutos.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Una de tantas anécdotas que se dan en los autobuses. A mi me pasó una en la última que me subí (hace como 2 meses), un "ex marero" se puso a predicar, pues ahora "ya no se sube a robar sino a predicar la palabra de Dios" y a vender dulces (más viejos y asoleados)que realmente (sin mariconadas) daban asco. Lo impresionante fue que el cuate se sentó a la par mía (yo dije asalto seguro), pero solo me dijo: "no tenes una vara para hacerme el paro", pues regularmente cuando subo en autobus, no llevo más de Q.20, y ese día gracias a Dios llevaba la bendita "vara" y se la dí, la verdad me sentí más que asustado, intimidado.
Eso de los chavitos (familia) en el autobus es clásico, yo también vi a un pobre niñito (no pasaba de 1 año y medio) y el papá comiendose un su par de "pishtones" con sus manotas llenas de grasa y pisto tocado por mil y un cristianos, y convidándole al pobre niñito, que me inmagino se le estaba curtiendo su estomago con tan "zopilotesco" bocado.
Misifusi es la primera vez que visito tu blog y realmente me gustó, te felicito estaré comentando por acá.

Saludos cordiales...Federico

Alexxx dijo...

esa historia es de diario, y lo peor es que siguen teniendo hijos bajo esas condiciones

Juan Pablo Dardón dijo...

A mí los choferes de buses me causan sentimientos encontrados: no sé si matarlos o abrazarlos. Son un segmento de la población que dadas sus condiciones descargan su frustración al volante, causando embotellamientos y accidentes. Pero al mismo tiempo, padres e hijos responsables que luchan por un mejor futuro por su familia. Tengo una relación odio-comprensión con ellos. Saludos Regina.

S@kis dijo...

Quienes somos usuarios del transporte urbano con frecuencia vemos un caso como el mencionado.

Me da consideracion ver a la patojitos en los buses viendo cómo su papá se gana la vida, en qué consiste su trabajo (nada fácil por cierto) y como tú lo dijiste quizá de "paseo familiar".

Hay cuestiones que se deben presenciar para cambiar muchas actitudes propias.

Saludos.

PINK CEREZAS dijo...

es medio inocente de mi parte, pero no será que por ahi pasan poco tiempo juntos y entonces esa es una "oportunidad" que tienen de estar "en familia" ...vaya a saber como son las cosas allá..pero aca los choferes tienen jornadas muy largas.

saludos
*PINK*

シbilly dijo...

como dice alex, esta es una historia cotidiana, mmm pero si en los buses ha veces pasan cosas mas extrañas, aparte de la apretadera y peligro

Lunatrack dijo...

la vida es dura en la calle,
pero igual , la camio es para muchos la unica manera de transportarse, con hijos , sin hijos

Maski dijo...

Aparte de la histoa que se vive en estas familias donde el papa tiene que salir a trabajar domingos y el paseo de fin de semana se vuelve, eso, una vuelta en camioneta.

Bien escondida tomaste esa foto!!!

Misifusi dijo...

Federico: a veces en las camionetas sufrimos unos sustos bien feos y se ven unas cosas increíbles, gracias por visitar mi blog, saludos!

Alexxx: eso es lo lamentable traer hijos en esas condiciones.

Juan Pablo Dardon: jaja, a mi me pasa también pero en la mayoría de casos me dan ganas de mentarles la madre por el trato hacía los demás, saludos!

Sakis: pues creo que a como esta la situación es deber de la madre el no dejar que sus hijos suban a la camioneta por el hecho de andar cuidando al marido por temor a que se vaya con otra mujer, así pienso que fue lo que paso, jeje. Saludos!

Pink Cerezas: las condiciones en las que trabajan los chóferes de camionetas no son nada idóneas para llevar a tu familia, acá en Guatemala el ser chófer conlleva el título del trabajo más peligroso por las muertes provocadas por mareros o pandilleros.

Billy: todos los días vemos historias parecidas y aún nos parecen increibles, jeje, se ve de todo, saludos!

Lunatrack: es una pena que esta sea la única manera de transportarnos y como dice Juan Pablo es una relación de amor y odio, no nos queda más que "hacerle huevos".

Maski: Gracias por tu visita y comentario. Creo que si se vuelve para sus hijos "un paseo familiar". Jeje no tengo cámara, esta foto la encontré en google, siempre se me olvida poner de donde tome las fotos. Saludos!!

Lesther Castillo dijo...

Que mal que pase eso en los buses urbanos. No solo este tipo de historias pasan, en donde los choferes llevan a su familia.

Me da mucha lastima los niños, ya que crecen en un ambiente de mala educación y no me quiero imaginar que será de ellos cuando sean grandes.

Ozwell F. Spencer dijo...

Así pasa, no solo en Guatemala... Los choferes ya tienen la fama de ser sumamente irresponsables y despreocupados... Es una lástima.

Saludos!

Anónimo dijo...

Sabes que lo triste Misi. Que un chofer llevara a sus niñitos y que un marero hijo de tantas lo matara enfrente de ellos. Parece película de terror pero a como están las cosas uno nunca sabe.
Dios proteja a os choferes, los brochas y sus familias.

Saludos y perdó que sea tan pesimista y sanguinario pero mi nombre es Franco.

Saludos...Franco S.

M.Eugenia dijo...

Se me pone la piel de gallina... vaya cúmulo de despropósitos todos juntos... que la suerte le acompañe.
Saludos

amigoplantas dijo...

Llegar a creer que la vida de los niños pequeños es muy valiosa, no es algo que nuestra especie haya aceptado con facilidad ni que esté aun generalizado

Depende mucho del lugar

oenlao dijo...

aca se llaman colectivos y tambien es un trabajo peligroso sobre todo en ciertas zonas.

hackmaskate dijo...

alagrannn... bueno!!! que vida esa =( www.hackmaskate.net