viernes, 14 de noviembre de 2008

Los sonidos cotidianos!

A muchos les molesta a mi me hacen sentir que todavía hay algo bonito en la ciudad y lo disfruto cuando tengo la oportunidad, no tengo que viajar mucho y están con solo abrir la ventana del que ahora es mi hogar:

* La lagartija que hace como que esta tirando besitos, la escucho en las noches y se mueve cada tanto de lugar en lugar, la extraño cuando no escucho sus besitos lejanos.

* Las palomas que parecieran pequeñas aeronaves aterrizando en mi techo y luego bailan marcando el paso con su tic, tic, tac, tac.

* Los zanates con sus trajes negros azulados se juntan en grupos cantando en frenesí, sacudiéndose dándole la espalda al sol en las mañanas, estos pajaros siempre me han gustado y cuando veo uno me pongo a espiar sus pequeños movimientos tan inusuales.

* Ahora aparecieron unos pecho amarillo y alas verdosas que se la pasan peleando por la rama más cotizada.

* Me sorprende ver grupos grandes de pericas tan ruidosas como diciendo "acá estamos no nos hemos ido", en las tardes cuando buscan el árbol destinado a dormir.

* Ahora recuerdo al gavilan que una vez aterrizo en el patio de mi casa cuando estaba persiguiendo a una periquita australiana, lo agarre con una sabana cuando estaba de espaldas al suelo y me miraba y me daba la impresión que me decía "como te atreves a tocarme".  Fue algo impresionante, al final con mis hermanos decidimos dejarlo libre.  Y la periquita salvada de las garras del gavilan solo sufrió un rasguño en una alita, ahora vive tranquila y engordando a base de alpiste procesado y fuera de peligros junto a otras en una gran jaula que tiene una tía.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

la verdad, son las cosas sencillas de la vida las que la hacen hermosa, y cuando dejamos de percibir estos pequeños regalos, estamos fregados...
bonito post!!!!

kike dijo...

bueno no se yo ya no he escuchado aves en la ciudad, ayer cuando venia al trabajo vi una ave en el suelo muerta...

no se a quien le puede molestar otro ser vivo que tiene el mismo derecho a la vida, que no hace daño que solo vive como todos aqui. Un ser que por ser lo que es le engancha magia a la vida.

Al menos yo le encuentro gusto a ir a algún lugar con muchos arboles y escuchar el canto de cada una de ellas, es de prestar finamente para alcanzar a escuchar cada variación de sonido...

ya aburrí y por eso aquí corto. Esta entrada es algo muy distinto a lo que estamos acostumbrados a leer

André dijo...

¡Dichosa! Extraño vivir cercano a los árboles y escuchar las aves cuando me despierto. Ahora son los ruidos de motores y los bocinazos los que me dan la bienvenida a un nuevo día.

Alexxx dijo...

pobre la periquita, que bueno que se salvo. Pues a mi me gustan los pajaros, en mi casa cuando pongo el aspersor para regar la grama, disfruto cuando todos los pajaros bajan a bañarse, hay de todo tipo, desde zanates, pajaros amarillos, azules, verdes, hasta palomitas.

S@kis dijo...

El callejón en donde vivo es muy peculiar ya que hay nidos de palomas en los techos de varias casas, entre ellos la del vecino.

Las palomas pasan día y noche haciendo un montón de sonidos chistosos, -me divierten- más los pichoncitos.

Lo único malo es que a cada poco se hacen popo sobre el carro de mi hermano y toca limpiarlo por lo demás es chilero tenerlas cerca de casa.

espyder dijo...

Bonita analogía!

Aunque yo he de agregar el maldito/bendito ruido de los buses que pasan frente a mi casa a diario.

saludos!

Ozwell F. Spencer dijo...

EXCELENTE PUBLICACIÓN... ESTE TIPO DE COSAS HACEN VER QUE AUN EN LA CIUDAD, ESTAMOS DENTRO DE UN PLANETA VIVO Y LLENO DE MARAVILLAS.... NO LO CREES?

SALUDOS!

シbilly Muñoz dijo...

te faltaron los grillos que por la noche hacen cri cri cri,

JAVIER dijo...

Es bueno tener ese sentimiento hacia la naturaleza por que pienso que nos humaniza mas y podemos quererla y respetarla como parte importante de nuestra vida, al final realmente somos nosotros parte de ella.

Saludos desde Japon.

http://vashgt.blogspot.com/ dijo...

Que interesante y bonito tu Blog, la verdad la naturaleza nos brinda muchas cosas hermosas que bueno que tenemos el privilegio de apreciarlas y como dice anónimo, las cosas que son gratis en la vida son las que verdaderamente valen.

Saludos

Erick Colaj Bonilla dijo...

Yo tengo la dicha de vivir en un lugar ecológico (bueno asi me dijo la doña que vendió las casas jajajaja) son bromas, es un área protegida así que jamás será talada o invadida por nada ni por nadie, y eso hace que en mi casa vea muchas aves, el viento sople fuerte, se respire aire puro, y ahora que estoy de regreso de mis recientes vacaciones me hace querer estar de nuevo en casa ....

Me gustó mucho el comentario de KIKE somos todos seres vivos y por lo tanto debemos respetarnos en nuestro paso por esta vida.

THOR dijo...

Me gustó tu blog y más porque trabajo con sonidos de aves, de hecho asi lo encontré. Contactame: thortita99@hotmail.com

Me caen bien las personas que encuentran la belleza en las cosas más simples.

Saludos